#

Sobre nosotros​​​​​​​

 

Chugoku Marine Paints Ltd.

 

SEAJET es parte de Chugoku Marine Paints Ltd. (CMP). CMP es uno de los mayores fabricantes y proveedores de recubrimientos para transporte marítimo y otras áreas de la industria como contenedores, plantas industriales, estructuras de acero, edificios y centrales eléctricas. La red de servicios de CMP en fabricación, suministro, venta y vinculaciones tecnológicas consta ahora de unas 105 bases en 35 países. A través de la cooperación orgánica y el intercambio de información con las empresas de su grupo y socios comerciales, CMP se esfuerza por expandir su red, especialmente ampliando sus fábricas de producción únicas y para lograr mejores servicios y desarrollo como empresa internacional a través de una amplia recopilación, análisis e intercambio de información.​​​​​​​

 

Fabrica innovadora de última generación

 

Los productos SEAJET se introdujeron por primera vez a principios de la década de 1990 con la llegada de una gama de antiincrustantes de alta tecnología, acabados, imprimaciones, barnices y diluyentes. La fábrica y la oficina central tienen su sede en Holanda, donde los productos se fabrican para su envío a una red de más de 30 importadores y distribuidores oficiales en todo el mundo. Los productos SEAJET se fabrican en una nueva fábrica de pintura "de vanguardia" con sede en los Países Bajos.​​​​​​​

 

Al considerar la fabricación de productos a base de disolventes, como pinturas y antiincrustantes, la nueva sede y fábrica europea de Chugoku Paints BV / SEAJET se considera una auténtica instalación de última generación. La propia fábrica utiliza fuentes renovables siempre que es posible y se basa en 1190 paneles de techo solar para generar su propia energía eléctrica y energía geotérmica extraída del núcleo de la tierra, para alimentar su sistema de calefacción interno.​​​​​​​

 

Construida con un respeto total y completo por la seguridad y el bienestar de los trabajadores y la comunidad circundante, la fábrica ha reducido las emisiones hasta en un 95%, en comparación con la fábrica que ahora reemplaza. La producción se lleva a cabo en un proceso "cerrado" totalmente automatizado con la exposición de los trabajadores a los productos químicos reducida a un nivel mínimo completamente seguro.​​​​​​​